27 de noviembre de 2020

Un virus, una oportunidad y dos tiempos.

Como sujetos estamos divididos también entre dos tiempos, no solo entre el bien y el mal, el amor y odio, entre lo que quiero y no quiero; incluso habitamos de alguna manera dos tiempos.

Estamos enlazados a un tiempo cronológico que no logra detenerse, pero que conseguimos medir y contar, tiempo paranoico y obsesivo que solo sabe hacer tic-tac . Tiempo objetivo que genera pérdidas y que solo alcanzamos a ver pasar.

Sin embargo, J. Lacan nos enlaza a un tiempo de responsabilidades, de implicaciones subjetivas, un tiempo lógico reversible como irreversible, un tiempo que no pasa a menos que lo dejemos pasar. Un tiempo que no se deja perder, a menos que lo dejemos pasar . Un tiempo que no hace tic-tac, que solo hace ruido cuando no esta. «Si yo tuviera tiempo…»

Hoy tenemos la oportunidad de un tiempo de más, esta en cada uno de nosotros como lo vemos pasar.

Autor: Silvina Fondra

Profesión: Psicoanalista. Hitzez Psikologia Zentrua

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *